jueves, 13 de marzo de 2014

Mentiras pasajeras

No es verdad que un plan de vuelo sea exacto y riguroso, ni que el clima condicione el recorrido del trayecto... No es verdad que lo directo sea un viaje sin escalas, ni que un reloj sea el que imponga el compás de nuestro horario... Lo único real entre un origen y un destino es que tus rizos, aguarden mi llegada al otro lado...

No es verdad que una ruta programada sea cómoda y sencilla, ni que el ritmo de la marcha determine el pedigrí de las visitas... No es veraz la maravilla low cost de los anuncios, ni el camino embotellado que pregonan las agencias... Lo fascinante de un proyecto es descubrir en cada paso, nuevos rincones por tu cuerpo...

No son ciertas las imágenes que decoran los panfletos, ni las vistas deslumbrantes que se ven en propagandas... La mitad de las historias que nos cuentan son mentira, como el doble de lugares que prometen conquistarnos... El auténtico reclamo de turistas es el brillo, que despierta la mañana en tus pupilas...

No es certero el cálculo de veces que paseas por mis versos, ni el salvaje territorio que me aleja de tu rastro... No me creo que el peaje de tu ida sea tan caro, ni el prohibido condenarte al después del calendario... Lo realmente incontestable es el abuso de distancia, que distancia tus bocados...

No es exacto el fotograma que se tiene de un recuerdo, ni la suma de las pausas que componen nuestro rumbo... No me trago que el mejor itinerario sea el que dictan en los libros, ni que el mundo no te quepa en el bolsillo si te empeñas... El único escenario que contemplo es todo aquel, que fabricas con tus sueños cuando sueñas…

1 comentario:

Anaís Arantxa dijo...

Bellisimo!! creo que me estoy enamorando =)